El FDA se mantiene alerta en su monitoreo de los productos desinfectantes para manos de venta libre. Sus mayores preocupaciones, desde una perspectiva de fabricación y comercialización, son los desinfectantes para manos que pueden no contener una cantidad suficiente de alcohol etílico o alcohol isopropílico. También están tomando medidas contra las empresas que hacen una afirmación «aprobado por el FDA», ya que el FDA no aprueba ningún desinfectante de manos. Las afirmaciones falsas o engañosas y no comprobadas también ocupan un lugar destacado en su lista de delitos de etiquetado incorrecto que se están denunciando.